• Pensamientos caóticos,  Relatos

    Un día te despiertas y te das cuenta…

    Un día te despiertas y te das cuenta de que no tienes dieciocho. Ni veintitrés. Que tienes una casa y una familia muy diferentes a las que soñaste que tendrías. No puedes decir que te sientes fracasada, pero quizá sí que esperabas algo más de ti misma. Es posible que extrañes otra época. Hace diez años quizá la vida te prometía tanto, que aunque fuese monótona te engatusaba con sus prometedoras ideas de futuro. ¡Ah la vida! ¡Como nos la llenan de expectativas insalvables! O llenamos, no sé. Cuando sea mayor tendré un coche grande, una casa grande, muchos hijos. Trabajaré en un lugar maravilloso, seré feliz. Cada fin de…

  • Pensamientos caóticos

    Diario de abordo: el karma y yo.

    Llevo un diario desde que me regalaron mi primer cuaderno. Algunos han sido dibujados, otros llenos de letra apretada, otros en código secreto, otros en forma de blog… pero siempre me he desahogado de alguna forma. ¿Tener un diario es importante? Yo creo que sí. Te hace ver desde fuera lo que tantas vueltas le da tu cabeza. Hace mucho que no escribo un post reflexivo, creo incluso que desde que tengo el blog en éste nuevo hogar. Todo éste tiempo he estado sin diario ¡qué cosa más rara! Aunque si lo pienso, mi bujo es algo así como un diario esquemático de la vida. De un tiempo a ésta…

  • miedos y ansiedades,  Pensamientos caóticos

    Desahogo.

    Comentaba en instagram que era una pena no poder disfrutar del paraíso tan a menudo como nos gustaría. Perseguir gallinas, oler las flores, ver crecer la higuera… Aunque no lo parezca, detrás de éstas fotos no hay paz, hay gritos, reproches velados y tensión. Hay un dolor de cabeza que me dura días. SrtaDíaz me decía ‘No te dejan hablar mamá‘ Y es verdad. Lo intenté, pero al final venció mi actitud cobarde, la de siempre, la que me permite seguir viviendo sin hundirme de nuevo en una depresión que a nadie parece que le importa. Al final me puse los tapones, nos los puse a las dos, y nos…

  • Pensamientos caóticos,  Today,  Uncategorized

    #today2018

    Está claro que 2017 no ha sido mi año, pero tampoco ha sido tan malo. No es como se empieza, si no como se termina, y a mi los finales de año no me van nada, cada vez menos. Las fiestas, las reuniones familiares, la ausencia de regalos (ya ni me puedo autoregalar… en fin, la vida).   Pero lo importante son las pequeñas metas, los logros personales y ésas obsesiones que hacen que nuestro motorcito se mueva y sigamos on fire y con algo de ilusión día tras día. No me propongo grandes retos para 2018: Cuidarme por dentro y por fuera. Leer más libros. Escribir más cuentos Dibujar…

  • miedos y ansiedades,  Pensamientos caóticos

    A veces pienso que no puedo…

    Éste fin de semana la peque se lo pasó en grande jugando con otros niños, y así, yo también tuve un ratito para ponerme a estudiar. Me despisto con mucha facilidad y me está costando, a la vez  que me siento muy culpable por no poder prestarle toda la atención que ella me reclama. Ésta vez la mañana la pasó jugando con sus amigos en un taller especial de arquitectura, donde montaron un muro de cajas y lo decoraron. Por supuesto, su color favorito no podía faltar. Pero volviendo al tema estudios… es muy dificil concentrarse, y no digo ya estudiar cuando tienes que hacer la casa, estar atenta a…

  • Pensamientos caóticos

    Resaca de Todos los Santos

    Os enseñé ayer en Instagram las famosas Fritillas caseras, las que inauguran noviembre. La abuela las hacía para el día de todos los santos y sus hijas aún las siguen haciendo cada año en homenaje. Por lo visto es un dulce tradicional de la zona, pero en según qué familias, no todo el mundo en Villachica conoce la receta, pero sí que se hacen por toda España. Lo que sí es tradicional por aquí es comer porras y chocolate ¡Se forman unas filas en la churrería! Después de un día de excesos, llegué un poco por cumplir y pedí un vaso de leche. Y llega la típica brasas y me…

  • Pensamientos caóticos

    Mamá de Plastilina

    SrtaDíaz me tiene loca de amor. Y lo peor es que ella lo sabe. Y lo mejor, es que yo me dejo engañar. Me abraza y me dice que me quiere, sobre todo si me nota triste. Me dice incluso lo guapa que estoy con ése pijama viejo. Yo le preparo actividades y juegos, y me siento culpable cuando no tengo ganas de nada… pero ella siempre busca la forma de hacerme reír (y de sacarme de mis casillas, pero éso es otro tema). Igual peco de excesiva cuando le llamo tesoro, cariño o corazón. Lo siento, lo digo. Le lleno de mimos. Porque no soy besucona, pero sí un…

  • Pensamientos caóticos,  reto

    Maternity tag

    Desde Mamatribublog sigo un Tag que me ha parecido interesante y melancólica, porque últimamente casi no os hablo de maternidad. Si os interesa, os animo a seguirlo, comentádmelo por aquí y me pasaré a leer vuestras respuestas. Por cierto, el tag original es de Locas Madres Murcianas. 1. ¿TARDASTE MUCHO EN QUEDARTE EMBARAZADA? Un año. A mi me pareció mucho aunque ahora sé que hay parejas que lo pasan peor. 2. ¿COMO TE ENTERASTE DE QUE HABÍAIS “DADO EN EL CLAVO”? Cuando en una boda, me dio arcadas oler el marisco. Adoro el marisco y no poder comerlo fue para mi muy sospechoso. 3. ¿LO COMUNICASTE A TU ENTORNO DE…

  • Pensamientos caóticos

    De herraduras y puertas que se cierran.

    Paseábamos por el campo y la vi ¡Qué suerte! Pero, ¿Encontrarse la huella de una herradura da buena suerte? Os puedo decir que, herraduras a parte, por dentro éstos días estoy llena de tristeza. Esperaba tener algún día dinero suficiente para comprar la casa de mi abuelo y vivir allí para el resto de mi vida… y la han vendido. Ya no podré volver a entrar por ésa puerta, ni soñar despierta con ver a mis hijos jugar en ése patio. En fin. Son cosas que pasan. ¡Adiós! P.D. Al menos pude hacerle a la casa una sesión de fotos de despedida. Fue como un viaje en el tiempo.

  • Bebé,  Pensamientos caóticos,  SrtaDíaz

    Tener tiempo para mí.

    A veces digo que me gustaría tener tiempo para mí y otras mamás me miran como a un bicho raro. Creo que no me entienden. Ella cada día es más inquieta, tiene más energías y por supuesto, su propia personalidad. Corre, grita, me llama ¡Cómo cualquier otra niña! Y los días en los que le duele la boca gruñe, está irritable y es un poco intenso estar a su lado. Me encanta estar con ella, es la alegría de mi vida y por supuesto, creo que si está en éste mundo es para que yo la cuide. ¡Pero tiene un carácter tan fuerte! Con casi dos años algunos días consigue…