Os enseñé ayer en Instagram las famosas Fritillas caseras, las que inauguran noviembre.

La abuela las hacía para el día de todos los santos y sus hijas aún las siguen haciendo cada año en homenaje. Por lo visto es un dulce tradicional de la zona, pero en según qué familias, no todo el mundo en Villachica conoce la receta, pero sí que se hacen por toda España. Lo que sí es tradicional por aquí es comer porras y chocolate ¡Se forman unas filas en la churrería!

Después de un día de excesos, llegué un poco por cumplir y pedí un vaso de leche. Y llega la típica brasas y me dice:

¿Y no quieres chocolate?
No, ya tengo mi leche.
Pero tómate un poco para mojar.
No quiero chocolate.
Pero ponte una cucharada como si fuese cacao.
No, que me apetece leche sola.
Que te pongan un poco de café si no.
(…)

¿Es tan difícil de entender lo que digo? ¿Son tan poco respetables mis deseos de no comer algo, que además de no apetecerme me sienta mal?
Me gusta la leche sola, del tiempo. Soy así.

P.D. En el momento me resultó cargante la compañía, que se lució incluso diciéndole a SrtaDíaz que se quedara sentada en la silla a su lado, cuando lo que ella quería era salir jugando con las primas. O insistiéndole a ella también que tomara más chocolate. De verdad, ¿Qué necesidad hay?. pero bueno, es lo que tiene una que aguantar cuando ve a familia lejana despues de mucho tiempo. En el fondo no es mala persona, solo le falta aprender a escuchar.

P.P.D. Estoy resacosa de azúcar, hoy dieta blanda.


13 commentarios

Carolina mamá ríe · 2 noviembre, 2017 a las 12:11 pm

Uyyyy a tantas personas que deberían aprender a escuchar.
Yo menos mal que solo me comí dos buñuelitos…y esta tarde me voy a correr un poco.

    sradiaz · 7 noviembre, 2017 a las 6:56 pm

    9999999999999999999999999999999999999

Mama Resiliente Carolina · 4 noviembre, 2017 a las 11:19 pm

Con el frío empieza la campaña de comida de engorde… ains, fritillas, buñuelos, churros, mantecados, turrones… y todo acompañado de chocolate caliente, que a mí me pirra. Ains! qué miedo! 😀 Gracias por tu post.

ninosenmochila · 5 noviembre, 2017 a las 5:59 pm

A mi me encanta mojar las porras con el chocolate, pero como bien dices…. en pocas ocasiones y cuando me apetece. Que hay días que no, que estoy hasta arriba y lo del chocolate caliente… pues que no. Y ahora llega una época de dulces que telita. jejeje Por cierto, el otro dulce no lo conocía. 😉

Mónica - Refugio de Crianza. · 5 noviembre, 2017 a las 6:41 pm

Las fritillas es lo que aquí llamamos orejas verdad? Es que se parecen, nosotros las conocemos así. Y están de muerte.

Mis chic@s y yo · 5 noviembre, 2017 a las 7:15 pm

Las fritillas no las conocía…El hecho de que te insistan sobre algo la verdad es que es muy cargante. Además. si se supone que estás en confianza ya se ve que si pides leche es que quieres leche..Menuda tarde tu y la peque 😉

María de los Ángeles · 5 noviembre, 2017 a las 9:46 pm

Me dio hambre de nuevo ver las fotos.
Y sobre lo de la gente “cargosa” como le decimos acá en Chile, siempre peleó con las chicas, porque ellas piden agua (por ejemplo) y les ofrecen jugo, bebida, cualquier cosa menos agua y ellas terminan enojadas porque quieren tomar agua.

Lai - Asi piensa mamá · 6 noviembre, 2017 a las 1:39 pm

en esas reuniones de mucha familia, esas cosas pasan siempre! me han dado ganas de ir a desayunar churros…por cierto

mamaarrullo · 7 noviembre, 2017 a las 12:09 am

Y come un poco más. Y no has probado esto? Pues está riquísimo? Pruebalo! Aiiinsss me atacan también jajaja

Nallif Lindo · 7 noviembre, 2017 a las 5:19 am

uyyyyy noo! super buenisimo, asi no mantengo la dieta, que delicia!

sradiaz · 7 noviembre, 2017 a las 6:56 pm

9

Annabel de "La nave del bebé" · 7 noviembre, 2017 a las 11:09 pm

oye y las frititas esas que llevan?? lo de llamarlas de -itas es para que creamos que engordan menos, no? Ay, le epoca de frio que mala es para la línea xDDD

Mami Rebelde · 8 noviembre, 2017 a las 5:33 pm

Si te sirve de consuelo… a mí no me gusta el chocolate y muy poco el dulce y solo tomo leche, así, sola, como a ti jajaja
Ahora, los churros me vuelven loca aunque me empachan muy pronto.
Anda que… vaya fotos pones con esa pinta tan deliciosa… así difícil que adelgace 🤣🤣

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =

A %d blogueros les gusta esto: