150 palabras,  Relatos

150 Palabras: Manzana, volcán, río.

Las manzanas no siempre fueron rojas. Las había verdes, amarillas… pero no rojas. Todo ocurrió hace muchísimo tiempo.

Estando en el jardín del Edén, Eva dio un mordisco a una manzana y se la dio a Adán. Él hizo lo mismo, pero como sabía que eso no le iba a gustar a Dios la tiró al río para que la corriente se la llevase bien lejos.

Lo que ocurrió entre Adán, Eva y Dios es otra historia, yo os voy a contar que la manzana mordida llegó hasta la ladera de un volcán que había estado activo hacía millones de años.

Las semillas germinaron y comenzó a crecer un gran manzano.  Las raíces, por venir del paraíso, crecieron fuertes y profundas, llegando a tocar el magma que aún quedaba en el volcán. De ése fuego que no podía quemarlas, las manzanas tomaron un vistoso color rojo, y las llamaron Fuji.

30 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 3 =

A %d blogueros les gusta esto: