Hacía años que no soñaba. Cada día era una sucesión de noches que duraban un segundo, como si dejase de vivir cada noche y despertase al amanecer sin ningún lapso de tiempo… como si el mundo fuese una obra de teatro en la que no ocurriese nada tras bajar el telón.
Pero una noche cenó huevo frito. No solía cenar huevos fritos porque su madre le decía que le sentarían mal, pero ésta vez estaba sola en casa con papá, y con él las reglas eran otras.
Puede que al principio le doliese un poco la tripa, y que le costase dormir, pero ésa misma mañana despertó con la sensación de haber tenido un sueño increíble.
Sabía que no se había movido de su cama, y que la noche había pasado igual que siempre como un suspiro, pero en su mente un elefante rosa con lunares le guiñaba un ojo.

Categorías: 150 palabras

26 commentarios

Cuestión de madres · 7 abril, 2013 a las 10:30 am

ohhhhhhhhhhhh muy bonito… me ha encantado.. feliz día

La cajita de musica · 7 abril, 2013 a las 12:19 pm

Qué bonito minirelato!

anya · 7 abril, 2013 a las 5:49 pm

¡que elefante más divertido! y que sensación de paz da levantarse habiendo tenido un buen sueño.

    sradiaz · 8 abril, 2013 a las 1:23 pm

    Claro que si, un buen sueño nos puede alegrar el día.

Diana · 7 abril, 2013 a las 6:55 pm

Que bonito sueño, me encanta la imaginación.
Feliz domingo

Diario de una Madre · 7 abril, 2013 a las 7:28 pm

Bonita historia…entonces mereció la pena comerse el huevo de noche…jeje.

Amylois · 7 abril, 2013 a las 7:28 pm

Más que un huevo frito, habría alguna seta alucinogena por ahí…jejeje

    sradiaz · 9 abril, 2013 a las 12:15 pm

    jajaja, los niños no necesitan alucinógenos para soñar en colores, jejeje

Lascamisetasdemami (@Camisetasdemami) · 7 abril, 2013 a las 7:50 pm

Que claro tienen los pequeños con quien pueden hacer unas cosas y con quien otras.

    sradiaz · 9 abril, 2013 a las 12:31 pm

    Claro que sí. Lo controlan todo. 😀

Mamamedusi · 7 abril, 2013 a las 8:20 pm

jajaja, me ha hecho gracia eso de que con los padres las reglas son otras!! un cuento muy bonito 🙂

AzulLila · 7 abril, 2013 a las 9:45 pm

Qué chulo! y cómo saben con quien pueden hacer ciertas cosas y con quien no!

Almudena · 8 abril, 2013 a las 9:53 am

Jajajaja, genial esto del huevo “inspirador de sueños”. Me muero por ver ese elefante 😀

unamamapractica · 8 abril, 2013 a las 1:00 pm

A mi también había cosas que me decían que no cenara porque me sentarían mal, como el melón. A saber que hubiera soñado yo con ellas 🙂 Me ha encantado lo imaginativo que es, besos!

Anónimo · 8 abril, 2013 a las 2:14 pm

Mee encanta ver la imaginación que tenéis para construir un minirelato de la nada! Felicidades!

Ade-About the nice things · 8 abril, 2013 a las 5:09 pm

Qué bonito! Feliz lunes

Marta · 9 abril, 2013 a las 3:08 pm

Es el segundo cuento que leo que dice que el huevo hace soñar. Es invención tuya, no? Porque si no es así, házmelo saber para cenar esta noche huevo frito, que quiero soñar!

    sradiaz · 9 abril, 2013 a las 3:49 pm

    Es invención, jajaja, pero mi madre no me dejaba cenar huevo de pequeña, jijiji,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + diecisiete =

A %d blogueros les gusta esto: